¿Quieres saber cómo limpiar tu vehículo después de una lluvia de barro?

Parece ser que en España se están acrecentando las lluvias de barro, esas precipitaciones tan peculiares que vienen acompañadas de partículas de polvo procedentes de África. El problema con estas lluvias de barro es que suelen estropear la carrocería del vehículo y además es complicado retirar la suciedad que genera sin dañar la pintura.

Por ello creemos conveniente dar algunos consejos sobre cómo limpiar el vehículo una vez ha sufrido los efectos de esta lluvia tan particular.

  1. Limpiar la carrocería cuanto antes de una manera metódica. Debemos lavar el coche antes de que el barro se seque sobre la carrocería, para evitar daños mayores en la pintura. Es imprescindible que lavemos el coche con algo que lubrique (agua, jabón…). Además es importante que sigamos un orden para no perder tiempo repasando más de una vez algo que ya está limpio, es recomendable comenzar por las ruedas, después continuar con las demás zonas exteriores y dejar en ultimo lugar los cristales.
  2. Es muy importante humedecer bastante la superficie del coche con agua tibia, ya que si no probablemente nos será complicado retirar el barro, por ello debemos preparar materiales cómo: agua, cera para pulir, jabón, esponjas, gamuzas, cepillos especializados, bayetas, gamuzas.Cepillo especializado
  3. Frotar el barro con cepillos especializados. Después de tener preparadas todas las herramientas, debemos utilizar los cepillos especializados para cada zona cómo las llantas, parachoques y rejillas. Hay que tener en cuenta que el polvo puede entrar por las rejillas o algunos huecos del coche y así estropear su funcionamiento, por ello no sólo hay que tener en cuenta que la carrocería esté limpia de barro, sino que el polvo no esté en ninguno de los huecos.
  4. Utilizar microfibra. A pesar de que la mayoría utilizan esponjas a la hora de limpiar el coche, la verdad es que una gamuza de microfibra recoge y elimina la suciedad como pocos. Estas son más delicadas y respetuosas con la pintura del coche, junto al champú adecuado conseguirás el resultado deseado. A pesar de que suelen ser más caras que las esponjas, estas no se estropean tan rápido.
  5. Aplica una capa de cera una vez hayas lavado el coche de arriba a abajo. Si secamos esta capa de cera con una toalla húmeda que absorba la suciedad restante, haremos que la carrocería quede brillante y cómo nueva.
  6. Seca el coche. Por último, deberíamos secar el coche primero con una bayeta y despues rematar con un secador de manera que elimine aquellos restos que aún estén humedecidos.

Esperamos que después de estos consejos no temas a esas lluvias de barro y estés preparado para limpiar tu coche sin temer por la carrocería!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.