El coste de la prima depende del vehículo

Tal vez te gustaría tener un deportivo o un precioso todoterreno, pero tu compañía de seguros puede cobrarte más por asegurar tu vehículo.

Las primas de los seguros se basan en parte en el precio del vehículo, dado que esto afecta al coste para el asegurador si el coche es robado o queda destruido en un accidente. Cúan caro es el vehículo de reparar, en piezas y mano de obra, también puede repercutir en el coste. Además se pueden aplicar costes extra en vehículo frecuentemente robados o siniestrados.

Las menores reclamaciones por lesiones se suslen dar en vehículos grandes como coches y furgonetas. Los pequeños utilitarios suelen implicar mayores reclamaciones por lesiones. Los coches pequeños son, junto con los deportivos, los que suelen acarrear mayores costes por reclamaciones de este tipo.

Si quieres conducir un deportivo probablemente tu seguro te salga caro. Asegurar un coche de altas prestaciones puede fácilmente costar dos o tres veces lo que cuesta asegurar un coche más normal.

Los todoterrenos suelen ser de los más caros de asegurar, pese a que algunos modelos son bastante baratos de reparar. Son caros de asegurar por diversas razones: están entre los vehículos más robados, y suelen ser más caros que los utilitarios. Además, reparar la transmisión de un 4×4 tras un accidente puede ser muy caro.

De todos, las compañías de seguros deciden las primas en función de su experiencia. Calculan los costes estadísticamente según la frecuencia con la que es robado o accidentado un determinado modelo de coche a sus clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.